Rosas Musgosas

Las rosas musgo, musgosas, rosales musgo o musgosos, son una variedad de rosas antiguas, con origen en una mutación de la rosa centifolia, aunque su origen es bastante incierto.
Su nombre tiene origen en el aspecto de estas rosas, totalmente distinto al resto de las rosas existentes.
Los cálices de las flores, sus tallos y algunas veces los tallos de las hojas, están cubiertos con unas glándulas de color verde a pardo, con un aspecto de musgo o musgoso, que es suave al tacto.
Estas glándulas son pegajosas, y segregan una sustancia fuertemente aromática, con olor a resina o madera.
La mayoría de las rosas musgosas, florecen sólo una vez, como las rosas centifolia, aunque hay variedades que pueden repetir la floración. Estas variedades reflorecientes se cree que están emparentadas con la rosa de damasco.

rosas musgosas

Rosa General Kléber. Foto: Días de rosas

Historia de la rosa musgosa

La historia de las rosas musgo, no está suficientemente clara….como no, tratándose de la historia de las rosas.
Hay historiadores de las rosas, que sitúan su aparición en Holanda, en el siglo XVII, concretamente entre 1.710 y 1.720, donde se menciona por primera vez en un catálogo de jardín, bajo el nombre de rose Rubra Plena Spinissisima, pedunculo muscoso.
Sin embargo, en 1845 M. Faguet, reclamaba para el y su país (Francia), el origen de las rosas musgosas.

Características de las rosas musgosas

Las características que definen a las rosas musgosas son:
1. Sus rosas tienen apariencia de rosas antiguas.
2. Lo más llamativo y característico, son las glándulas que cubren sus rosas y gran parte del arbusto.
3. Tienen un fuerte perfume a resina.
4. Los arbustos son de porte más bien bajo, con hojas de color verde oscuro.
5. Sus flores también son perfumadas, son dobles a plenamente dobles.
6. Es necesario protegerlas frente al frío.
7. Ideales para borduras, donde pueden ser rozadas al paso, soltando su maravilloso perfume.