Rosas Noisette

La rosas Noisette, es fruto del cruce de dos variedades de rosas, la rosa china “Pink Parson”, también conocida como “Old Blush”, y la rosa almizcleña Rosa Moschata.
El resultado del cruce, fueron unas rosas trepadoras muy vigorosas y resistentes al frío, aunque hibridaciones posteriores eliminaron esta cualidad. Florecían durante toda la temporada de forma abundante, con flores de pequeño tamaño.
El origen de la rosa Noisette, como ocurre en casi toda la historia de las rosas antiguas, es fruto de la casualidad y la hibridación espontánea.

Historia de la rosa Noisette

El origen de la variedad de rosas Noisette, se sitúa en Charleston, Carolina del Sur, EE.UU., entre los años 1.800 y 1.810.
Hacia 1.800, Philippe Noisette llegó a Charleston, vía Haití.
Philippe Noisette provenía de una familia de horticultores franceses, de reconocido prestigio, y era lógico que en su equipaje llevara semillas de rosas. Philippe dirigió el Jardín Botánico de la Sociedad Médica de Carolina del Sur.
Seguramente en agradecimiento, o como pago por algún servicio, Philippe regaló a John Champney (cultivador de arroz) unas semillas de rosa Old Blush.
El sembró las semillas en sus terrenos, que de forma natural, hibridaron con la rosa Moschata, que ya estaba en su granja.
La nueva rosa llevaría posteriormente el nombre de Champneys Pink Cluster, en honor al agricultor.
Champneys ofreció semillas de la nueva variedad a Philippe Noisette, que a su vez se las remitió a su hermano en Francia, Louis Noisette. Ya estábamos en 1.814.

rosa blush noisette

Rosa Blush Noisette. Foto Ashwood Nurseries

Louis Noisette, a partir de esas semillas, creó la nueva variedad Blush Noisette, que se considera el primer rosal Noisette de la historia.
Aquella variedad de rosas, era completamente distintas a todas las que hasta ese momento en Francia, los aficionados a las rosas de Paris, estaban encantados con ella.
Hacia 1825, algunos cultivadores franceses cruzaron la rosa Blush Noisette, con la rosa “Parks” Yellow, una rosa de té china perfumada. Este cruce dio origen a las rosas denominadas Te-Noisettes.

Características de las rosas Noisette

Las características que diferencian a las rosas Noisette, y que las hacen peculiares son:
1. Son rosales trepadores, de porte medio a alto.
2. No requieren una gran atención, ya que son arbustos rústicos, vigorosos y bastante resistentes a plagas y enfermedades.
3. Florecen de forma repetida a continuada, con flores ligeramente fragantes.
4. Las rosas suelen ser dobles, con forma de rosa antigua, no muy compactas y de poca duración, aunque lo suele compensar con una gran cantidad de rosas.
5. El color de las rosas va del blanco al rosa, con colores suaves.
6. Tienen tolerancia media a la sombra, pero en estas circunstancias, tienden a quedarse sin hojas.
7. Necesitan un buen drenaje y un suelo rico en nutrientes.

Cuidados de los rosales Noisette

Son arbustos vigorosos y sanos, en su mayor parte resistentes al frío, lo que nos deja unas rosas que necesitan pocos cuidados.
Como se trata de rosales trepadores, debemos proporcionarles el soporte adecuado y buscar paredes protegidas, orientadas al sur o al oeste.
No son muy exigentes en el suelo, aunque como todos los rosales, debemos procurar que el suelo esté bien drenado y con el abono adecuado, tendremos floraciones espectaculares.