jardin con rosas, plano de ubicación

Diseñar un Jardín con Rosas

Un jardín con rosas, es un jardín alegre y colorido durante la primavera y el verano.
Para incluir rosas en el jardín, no es necesario ser paisajista, pero si que hay que tener claro que los arbustos de rosas no son plantas de temporada, son arbustos que pueden vivir durante muchos años en el jardín. Si queremos que nos regalen rosas todos los años, tendremos que prestar atención a sus necesidades.
Un jardín con rosas se puede plantear de diversas formas, podemos intentar crear un jardín de rosas, en las que este arbusto sea el punto de atención, o podemos utilizar las rosas como un participante más del jardín.
Lo más habitual es tener unos rosales en el jardín, y no dedicar todo el jardín a las rosas.

Uso de las rosas en el jardín

Las rosas dentro del diseño de un jardín, pueden cubrir muchos aspectos y necesidades de diseño, gracias a la gran variedad de arbustos de rosas existentes: tapizantes, arbustibos, trepadores….sin entrar en detalles tan interesantes para el diseño, como es el color del follaje de las rosas o el de las flores.
Hay arbustos de rosas con los que crear parterres o barreras formales, otros tienen unos hábitos de crecimiento, que les hacen apropiados para ser un punto focal del jardín.
No se puede negar que una pérgola, un arco o una pared soleada, gana mucho con un rosal trepador, sobre todo si elegimos una variedad remontante.jardin con rosas, plano de ubicación

Consejos para el diseño de un jardín con rosas

Los rosales son arbustos de hoja caduca, y salvo algunas pocas excepciones (dependiendo también del clima), en el invierno perderán todas o casi todas sus hojas, quedando un jardín despoblado y visualmente feo.
Por eso la mejor elección en un jardín pequeño o mediano, es considerar las rosas, como un participante más.
Debemos poner especial atención a las plantas que formarán conjunto con las rosas. Hay que elegir aquellos ejemplares que combinen bien, atendiendo a varias razones:
1. Necesidades similares de luz y agua.
2. Que no entren en conflicto por los nutrientes.
3. Tener en cuenta sus hábitos de crecimiento y como se verá el conjunto cuando esté terminado.
4. Sobre todo, no plantes rosales al pie de árboles. Es probable que no prosperen, y acaben muriendo.
Los rosales son arbustos que necesitan muchas horas de sol directo. Sólo algunas especies, toleran la semi-sombra, eso es importante cuando estás diseñando la distribución de las plantas en el jardín.

Rosas y lavandas

Un problema que tienen muchos rosales híbridos de te, grandiflora o floribunda, es que suelen ser arbustos de crecimiento muy vertical.
Esto influye de manera notable, en la cantidad de follaje que desarrollan en la parte superior de la planta, y lo despoblado que se pueden ver los pies de los rosales.
Hay muchas combinaciones de plantas que pueden quedar bien, pero hay una que tradicionalmente es espectacular, que es combinar rosas y lavandas.
La gran ventaja que tiene esta combinación, es que la lavanda, por sus aceites esenciales, mantendrá alejada a los pulgones del rosal, minimizando la cantidad de cuidados a las rosas.
Las lavandas son arbustos que también pueden tener un buen crecimiento, así que buscaremos una combinación adecuada entre variedades de lavandas y variedades de rosas, que no compitan en altura a su edad adulta.un jardin con rosas y lavandas

Imprescindible para tener éxito en un jardín con rosas

Como en todo proyecto de jardinería, antes de empezar tenemos que realizar un pequeño boceto, en el que vamos a decidir que poner en cada zona.
Al llevar a cabo esta tarea, hay que pensar en el espacio que necesitará cada especie, una vez llegue a su edad adulta.
En cuanto a los rosales de nuestro jardín, para tener éxito debemos:
1. Elegir variedades adecuadas a nuestra ubicación. Hay especies que toleran mejor el calor o el frío, algunas que pueden ser mas propensas a determinadas enfermedades, que pueden hacer de nuestro jardín un completo desastre.
2. Una vez elegida la variedad, también es importante la ubicación dentro de nuestro jardín. El suelo tiene que ser fértil y tener un buen drenaje.
Los rosales necesitan un buen aporte de nutrientes para florecer bien.
3. Ubicación y ubicación. ¿Cuanta luz solar van a recibir? Además de la fertilidad del suelo y el drenaje, es muy importante que reciba las horas de sol necesarias.
Como media, un rosal necesita entre 6 y 8 horas de sol directo.
4. Si has decidido crear un parterre, sigue las instrucciones del viverista. Hay especies de rosas que pueden crecer más juntas, pero otras (por su tamaño) necesitan más espacio.
5. La rosa es la reina del jardín, sin duda, pero una reina que necesita mucha atención y vigilancia.
Es necesario abonar, podar, regar…no es un arbusto que puedas dejar de lado.
Sin embargo, y a pesar de todo el trabajo que pueda suponer tener rosas en el jardín, las satisfacciones cubren de sobra el trabajo.
Todos estos consejos, son muy importantes, para que tu jardin con rosas se vea genial, y además crezca sano y lo más importante, no acabes frustrado con tus rosas.

  • Visita nuestra tienda de jardinería
  • Abonos, fertilizantes...
  • Insecticidas, fungicidas...
  • Guantes, tijeras...
  • Todo lo que necesitas para el cuidado de tus rosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *