Rosas de Patio

Las rosas de patio, son arbustos de porte pequeño, adecuados para jardineras, macetas, arriates y borduras.
La mayoría de los arbustos de rosas, necesitan bastante profundidad para hacer crecer sus raíces, mientras que estos arbustos enanos, crecen perfectamente en lugares pequeños.
Su origen es una mutación de rosas antiguas, híbridos de te y algunos floribundas, que posteriormente se ha aprovechado por los creadores de rosas modernas, para cultivar rosas que resistan condiciones de crecimiento en lugares pequeños.

Historia de las rosas de Patio

La denominación rosas de patio, se empieza a utilizar a partir de 1996, aunque estas rosas pequeñas ya se estaban creando desde los 70.
Las variedades denominadas de patio, engloban rosas floribunda, híbridos de te, algunas rosas antiguas y también arbustos trepadores, con una sola característica en común: su tamaño.
Los cultivadores de rosas, han ido creando variedades de rosales para patio durante estos años, con la intención de poder hacer crecer rosas en macetas. Hasta el momento, pocas rosas eran adecuadas para macetas, el problema de la mayoría de los arbustos, es el hábito de crecimiento de sus raíces.

rosas de patio

Letchworth Centenary. Foto: Harkness

Características de los rosales de Patio

Las características que definen al grupo de rosas modernas de patio son:
1. Arbustos de porte pequeño, habitualmente unos 60 cms de alto y otros tantos de ancho.
2. Adecuados para contenedores, ya que tienen raíces poco profundas.
3. Muchos de ellos son floribunda, con ramilletes de flores que llegan a los 10 capullos florales.
4. Son remontantes, florecen de forma repetida.
5. Como ocurre con los rosales miniatura, a veces se venden como plantas de interior, aunque no lo son.

Cuidados de las rosas de patio

Las rosas de patio, sobre todo cultivadas en macetas, necesitan más cuidados que las rosas cultivadas en jardín.
1. Compost. El mejor compost para rosas de maceta es el orgánico, con mezcla de estiércol.
2. Situación. Los arbustos de patio, crecen mejor en situaciones soleadas, aunque pueden aguantar cierta semi-sombra.
3. Riego. Las plantas en contenedor necesitan ser regadas con frecuencia.
4. Drenaje. Es conveniente añadir grava en el fondo de la maceta, para que drene convenientemente.
5. Abono. Durante el crecimiento se puede añadir abono líquido al riego.
6. Cada dos años, más o menos, es conveniente renovar la parte superior del sustrato del arbusto. Sacamos unos dos centímetros del compost superior, y añadimos nuevo.
7. Poda. Las rosas de patio, se podan igual que los floribunda o polyantha, eliminamos madera muerta, las ramas más débiles y las que ya han florecido.
La intención es mantener el arbusto dentro de un orden, y que circule bien el aire, para evitar la aparición de hongos.
Los arbustos jóvenes, no se deben podar en exceso.
8. Enfermedades. Pueden ser atacados por hongos, sobre todo mildiu y mancha negra. Es conveniente utilizar tratamientos preventivos, cuando están en el exterior.
En el jardín, pueden ser atacados por pulgones y araña roja.
Si queremos tener unas buenas floraciones, debemos eliminar las rosas que ya han florecido, para favorecer la aparición de nuevos capullos florales.

  • Visita nuestra tienda de jardinería
  • Abonos, fertilizantes...
  • Insecticidas, fungicidas...
  • Guantes, tijeras...
  • Todo lo que necesitas para el cuidado de tus rosas