rosa pierre de ronsard, ficha

Rosa Pierre de Ronsard

rosa pierre de ronsard, ficha
  • Cultivador: Meilland
  • Variedad: Trepador
  • Flor: Antigua. 70 pétalos. 13 cms de diámetro
  • Color: Blanco crema y rosa al abrirse
  • Perfume: Débil, poco apreciable
  • Altura: 300 cms.
La rosa Pierre de Ronsard es un trepador de la casa Meilland, que se encuadra dentro de su colección de rosas románticas.
Este precioso arbusto, es obra del rosalista Jacques Mouchotte, y se presento en Francia en 1985, bajo el nombre de MEIviolin, aunque también se le conoce como el nombre de Ende Rose 85, su nombre de exposición es rosa Pierre de Ronsard.
Desde su aparción comercial, ha conseguido numerosos premios, entre el que cabe destacar el recibido en 2006 a la rosa favorita del mundo, entrando directamente en el salón de la fama de las rosas.
Sus progenitores son la rosa Danse des Slyphes y la rosa Pink Worder, del que hereda su hábito de crecimiento, y parte de su color.
El Pierre de Ronsard destaca por muchas razones, aunque no por su perfume, casi inexistente.
Es un arbusto muy vigoroso, en un periodo de tiempo corto, unos tres años, habrá alcanzado su altura de adulto, sobre los tres metros.
Su follaje es muy agradecido, verde oscuro semibrillante, con hojas un poco redondeadas. Sus ramas son flexibles, como corresponden a un trepador, muy fáciles de guiar.
Es importante dar un buen soporte y sujetarlo en su crecimiento, para evitar que se venza por el peso que tendrá al florecer.
Su floración es muy profusa en primavera, para luego seguir floreciendo durante la temporada, pero de manera más esporádica.
Las rosas tienen un buen tamaño, entre 10 y 13 centímetros de diámetro, muy llena con unos 70 pétalos por flor. Su forma es globular, para terminar abriéndose y acabar con forma de copa (tardan en abrirse). Muy típico de los híbridos perpetuos.
No tiene un perfume apreciable, aunque Meilland dice que es ligeramente fragante. Seguramente la cantidad de perfume, dependa de la ubicación del rosal y la temperatura ambiental.
Su color va del blanco crema al rosa.
Los tallos florales tienden a vencerse por el peso de las rosas, que suelen aparecer en pequeños grupos.
Se puede utilizar como flor cortada, sus flores duran varios días en el jarrón.

Pierre de Ronsard, las 10 rosas más bonitas del mundo

Pierre de Ronsard. Foto: Meilland

Cuidados de la rosa Pierre de Ronsard

El rosal trepador Pierre de Ronsard, es un arbusto resistente, que crece de manera vigorosa. Es fácil de cuidar, no necesita un mantenimiento excesivo…tal vez vigilar la aparición de pulgones o ácaros, y poco más.

Exposición al sol

Si queremos tener muchas rosas y que aguanten durante mucho tiempo en el arbusto, debemos elegir muy bien a que horas recibirá el sol directo. Lo mejor es que sus rosas estén resguardadas del sol directo de medio día, sobre todo en zonas de altas temperaturas.
Es un rosal que aguanta ligera semi sombra.

Emplazamiento

La rosa Pierre de Ronsard es un arbusto trepador, debemos elegir un lugar en el que le podamos dar un buen apoyo, para que no se venza por su propio peso.
Crecerá muy bien junto a una pared, aunque estará perfecto para cubrir una valla, donde el aire circula con facilidad, y evita la aparición de cualquier enfermedad por hongos.
El suelo debe ser rico en nutrientes, y debemos evitar lugares donde el agua se pueda estancar, habitual si se siembra cerca de los cimientos de un edificio.
Para estas ocasiones, es mejor hacer una prueba y comprobar la capacidad que tiene el terreno de drenar, si observamos que hay problemas con el drenaje, debemos mejorar el suelo.

Riego

Como todos los arbustos que crecen vigorosos, es importante que esté bien regado.
Los rosales prefieren riegos abundantes pero espaciados, en el caso del Pierre de Ronsard no es distinto, aunque dependiendo de la zona y el calor, esos riegos deberemos aumentarlos en el tiempo.
Es importante que no tenga falta de agua para obtener una buena floración.

Abonado

El abonado también es otro aspecto que no se puede descuidar. Lo ideal es aplicar una buena capa de estiércol o compost durante el invierno, de manera que tendremos un terreno que retenga bien la humedad, pero con una buena cantidad de nutrientes.
Si utilizamos abonos líquidos, debemos empezar a abonar en cuanto llega la primavera y comienzan los primeros brotes. Debemos incorporar la cantidad indicada por el fabricante, una vez a la semana.
Para los abonos químicos, se debe realizar una primera aportación de abono al comienzo de la primavera, y una segunda al comienzo del verano.
De esta manera estimulamos la floración.

Plagas

No es un rosal que sea propenso a las plagas, en condiciones óptimas de ventilación, nutrientes y riego, es probable que no aparezca ningún tipo de hongos.
Si es fácil que sea atacado por pulgones, pero como todos los rosales.
Siempre hay que estar atento, por si aparecen la mancha negra o el mildiu, aunque no es habitual.

Poda

Para podar los rosales trepadores, hay que esperar al comienzo de la primavera, o finales del invierno, una vez que tenemos claro que no habrá heladas.
Las flores aparecerán de las ramas secundarias, nunca de las ramas principales, que son las que dan soporte a toda la estructura del arbusto.
Idealmente, en los rosales trepadores tenemos que atar las ramas lo más horizontalmente posible, de manera que favorecemos la aparición de esas ramas secundarias florales.
Una vez conseguida la forma y altura deseada, sólo debemos podar para mantener el rosal dentro de un orden, para eliminar ramas muertas o deterioradas, así como las más débiles.
Si eliminamos las flores una vez que han perdido todos sus pétalos, favorecemos la aparición de nuevos brotes florales.

Fotos del rosal Pierre de Ronsard

Antes de tomar la decisión de incorporar un nuevo rosal a nuestro jardín, deseamos ver como será en su momento adulto. Estas fotos del rosal Pierre de Ronsard, te ayudarán a ver como es esta maravillosa rosa, una vez que muestra todo su potencial.

  • Visita nuestra tienda de jardinería
  • Abonos, fertilizantes...
  • Insecticidas, fungicidas...
  • Guantes, tijeras...
  • Todo lo que necesitas para el cuidado de tus rosas