Saltar al contenido
Rosass.net

Rosa Chinensis o Rosa China

La rosa Chinensis o rosa China (no confundir con el Hibiscus), es una rosa antigua que procede de la zona central de China.
Su introducción en Europa a finales del siglo XVIII, fue todo una revolución para las rosas que hasta entonces se estaban cultivando, y quizás fue uno de los cambios más significativos para el mundo de las rosas. Hoy no podríamos hablar de los híbridos de té, sin la aportación de la rosa Chinensis.
Debemos pensar que hasta aquel entonces, los arbustos de rosas que se cultivaban en Europa sólo florecían una vez, y la rosa Chinensis, ofrecía una floración continuada durante toda la temporada.
Las rosas chinas que nos llegaron, eran una compleja evolución de rosas híbridos silvestres y rosas cultivadas en los jardines de China.
Junto a la rosa Chinensis, también llegaron la rosa Gigantea y la rosa Banksiae, proporcionando una gran variedad de mutaciones posibles, con tamaños de rosas, capacidad de floración, crecimiento, incluso nuevos colores con los que trabajar.
Los jardineros franceses se pusieron rápidamente manos a la obra, y en pocos años había una gran variedad de híbridos de la rosa Chinensis circulando por toda Europa.rosa chinensis

Características de la rosa Chinensis

  • La rosa Chinensis es un arbusto que puede medir entre 1 y 2 metros de altura
  • Florece de forma continuada desde la primavera, hasta la llegada de las primeras heladas
  • Los colores de sus flores van del rosa, al rojo
  • Sus rosas son semidobles o dobles
  • Sus ramas son flexibles, y tienen muy pocas espinas

Cuidados de la rosa Chinensis

Como ocurre con la mayoría de rosas antiguas y silvestres, son bastante resistentes a las enfermedades de las rosas y ataques de hongos actuales, aunque siempre conviene mantenerse alerta ante la aparición de cualquier tipo de problema, para solucionarlo a tiempo.
No es un rosal muy exigente, soporta terrenos con pH ácido, neutro o alcalino. Es evidente que se va a desarrollar mejor con un terreno que tenga una textura franca, donde sus raíces puedan desarrollarse mejor.
Es importante para tener una buena floración, que el rosal Chinensis tenga un buen abonado al finalizar el invierno, acompañado de posteriores aportaciones de abono durante el verano.
Hay que procurar regar con abundancia, aunque los riegos tienen que ser espaciados en el tiempo, sin dejar de que el suelo se seque por completo.
No tolera encharcamientos, si tenemos un terreno con problemas de drenaje, debemos de solucionarlo antes de sembrar un rosal Chinensis.
En cuanto a su exposición al sol, debe de tener bastantes horas de sol directo, pero admite la semi-sombra.

Variedades de rosas Chinensis

Viridiflora

Rosa Chinensis o Rosa China
Rate this post