Saltar al contenido
rosa viridiflora ficha
  • Cultivador: John Smith
  • Variedad: Antigua, Chinensis
  • Flor: 48 pétalos. 5 cms de diámetro
  • Color: Verde
  • Perfume: Ligero a inexistente. Olor a Pimienta
  • Altura: 60 a 120 cms
La Rosa Viridiflora fue descubierta por John Smith en los Estados Unidos alrededor del año 1827. La Viridiflora es una mutación espontánea (Spot) de la rosa china Old Blush.
Fue dada a conocer al mundo en 1845, cuando se empezó a comercializar por la empresa Británica Bambridge & Harrison.
Causo una gran sensación en la Exposición Universal de París de 1855, cuando todo el mundo empezó a admirar su extraño aspecto y el original color “verde” de sus rosas.
No es una rosa al uso ya que no tiene pétalos, sólo sépalos (unos 48, flor muy llena), contrastando con el resto de rosas con pétalos redondeados y tersos. Por lo que son muchas las probabilidades de que esta excéntrica planta, pueda ser confundida con especies florales de cualquier otro tipo.
De una tradición notable (tomando en cuenta el tiempo en que fue descubierta) se ha mantenido vigente en este creciente mundo de las rosas por casi un siglo, a pesar de no contar con las características “básicas”, dato que nos resulta bastante útil para medir el éxito de esta bella flor.
Diferente. Con una única palabra se puede comenzar a describir a este espécimen herbáceo. Se trata de una especie de rosa que podría pasar por cualquier otro tipo de flor por parte de algún incauto desconocedor de la materia.
Existen otras rosas verdes, como la “Súper Green” o la “Wimbledon”, que han calado ampliamente en el gusto de la colectividad por cuanto presentan una agradable coloración verdosa de variadas tonalidades.
Sin embargo, no se podrían considerar rosas completamente verdes, si no rosas amarillas, que bajo determinadas circunstancias tienen cierto tono verdoso. Estos tipos de rosas mantienen el prototipo “estándar” por el cual la colectividad reconoce a una rosa, características estas que no acompañan a la rosa Viridiflora.
Del tallo prolongado y semi robusto, brota una flor de fenotipo bastante agreste. Puede llegar a recordar un paraje selvático o de páramo, pues curiosamente sus formas recuerdan levemente a las de una planta propia de montaña, pero muchas veces más pequeña.
Las flores de la rosa Viridiflora tienen un tamaño de unos 5 centímetros de diámetro y un ligero olor a pimienta. Su floración se suele prolongar en el tiempo, ya que no ocurre como con el resto de las rosas, que pierden rápidamente sus pétalos.
El color verde de sus rosas, va tornando a marrón rojizo a medida que envejece.
El arbusto de la rosa Viridiflora suele medir entre 60 y 120 centímetros de alto, y puede medir unos 90 centímetros de diámetro.
Su follaje es de color verde claro brillante, con un toque rojizo en las hojas más jóvenes.
Como curiosidad sus rosas no se aprecian desde lejos, quedando totalmente integradas en el color verde de la planta.Rosa Viridiflora
Excelente decisión para quienes deseen dotar a su jardín, de aspecto mucho más salvaje y sin lugar a dudas, único.
Parecen haber sido desarrolladas específicamente para adornar los jardines y patios de aquellos con gustos más complejos, excéntricos o sofisticados.
Un buen punto a destacar de nuestra Viridiflora, es que y en comparación con las demás rosas, cuyos pétalos son de características aterciopeladas, estas rosas son un poco más resistentes a las diversas inclemencias del tiempo, principalmente en época de lluvia o de frío desde lo moderado hasta lo intenso. En resumidas cuentas es una flor bastante resistente que nos acompañara y engalanara por mucho tiempo sin necesidad de esclavizarnos a su cuidado.

Cuidados de la rosa Viridiflora

La rosa Viridiflora es una rosa antigua, y como ocurre con la mayoría de variedades de rosas antiguas, son bastante resistentes a las enfermedades y son fáciles de cuidar. Pero aún así, es necesario tener en cuenta ciertas necesidades que tienen estas rosas, para que crezcan de forma saludable.

Exposición al sol

A pesar de ser una rosa muy especial, por su aspecto, color y formación, no deja de ser una rosa, con las mismas necesidades que el resto de las de su especie.
Necesita una buena exposición solar, aunque tolera una exposición a semi-sombra.

Emplazamiento

Como es de esperar de este tipo de rosal, tampoco se debe tener exagerado cuidado con el lugar que elijamos para el emplazamiento.
Básicamente solo debemos preocuparnos por qué su ubicación sea la adecuada a fin de que pueda recibir el sol que necesita y no colocar en un terreno que se pueda encharcar con facilidad, no es una situación fácil de tolerar por las rosas.
En algunos catálogos de rosas, aparece que la rosa Viridiflora no tolera bien los fríos intensos. Si en tu zona las heladas son frecuentes, lo mejor es proteger bien sus raíces.

Riego

Con respecto al riego, esta planta admite ser hidratada abundantemente cada 4 días aproximadamente (siempre teniendo en consideración el clima, por supuesto).

Abonado

Cuando hablamos de abonado, es preciso recalcar que no requiere de un cuidado excesivo, pero si es ampliamente recomendable a fin de que crezca y de flores en su máximo esplendor, que se utilice abono a base de estiércol o en su defecto abono orgánico del que ya viene totalmente preparado: créenos, no te arrepentirás al notar los excelentes resultados. Obtendrás flores verdaderamente increíbles.
Abonar al final del invierno, y comienzo de la primavera.

Enfermedades

En cuanto a la plaga no podemos mentirte, este rosal a pesar de ser un poco más resistente a las plagas que otros rosales, de igual forma puede ser susceptible de enfermar a causa de ataques de hongos, cuando la situación en el jardín no es la adecuada, no está bien alimentada o las podas realizadas no son correctas.
Si el lugar en el cual se haya emplazado resulta bastante abierto y recibe suficiente aire por los cuatro costados, es menos probable que llegue a desarrollar cualquier tipo de enfermedad. Debemos además evitar regar sus hojas y concentrarnos tan solo en regar el agua en la base del arbusto.

Poda

La poda debe realizarse regularmente al finalizar el invierno. Se deben podar todas aquellas ramas que muestren enfermedades, estén creciendo más débiles o también, aquellas que crecen hacia el interior del arbusto.
Te puedes ahorrar muchos dolores de cabeza si logras cortar periódicamente todas aquellas ramas de aspecto enfermizo o que se encuentren marchitas, pues en la mayoría de los casos se convierten en la razón de las múltiples enfermedades que se puedan llegar a desarrollar.
Una especie de rosal altamente recomendado a personas que amen la naturaleza y la belleza de las rosas, pero que además consideren adecuado dotar a sus espacios de personalidad y naturaleza y sofisticación inigualable.

Fotos del rosal Viridiflora

No son muchos los viveristas que incluyen la rosa Viridiflora en sus catálogos, pero si quieres la puedes comprar online en los muchos viveros existentes.
Para que puedas comprobar como es esta rosa en el jardín, te dejo con unas fotos de la rosa Viridiflora, espero que disfrutes de ellas:

Rosa Viridiflora
Rate this post