Saltar al contenido
Rosass.net

Rosal con Hojas Amarillas. Causas y Soluciones

rosal con hojas amarillas

Tal vez tengas un rosal con hojas amarillas y te estás preocupando, no sabes que es lo que le ocurre, porque le ocurre, y como solucionarlo. ¿Es así?
Las hojas de las rosas son de color verde, unas variedades de rosales tienen un verde más intenso, incluso de color rojizo en sus primeras etapas, mientras que otras variedades de rosas tienen las hojas de un color verde más claro.
También encontramos que hay variedades de rosas, con hojas más brillantes y otras más mates.
Pero siempre, siempre, un rosal está saludable, cuando sus hojas son de color verde.
Que las hojas del rosal se tornen amarillentas, es un síntoma de que algo no funciona bien, es una de las formas en las que el arbusto exterioriza la existencia de un problema.
Si tenemos un rosal con hojas amarillas, estamos ante un problema de salud, que puede ser debido a diferentes problemas.

Falta de clorofila

La clorofila es un pigmento verde, que es muy importante en el proceso químico por el que las plantas absorben energía a través de la luz solar.
Cuando nos encontramos ante un rosal con hojas amarillas, es porque la fotosíntesis se está interrumpiendo. Si la planta no se alimenta, se debilita, es susceptible de contraer un mayor número de enfermedades y por último, muere.
Aunque a primera vista, pueda parecer que la aparición de algunas hojas amarillas en los rosales, no tiene por que ser un problema importante, nos estamos equivocando.
Si el problema continúa en el tiempo o se agrava, acabaremos perdiendo nuestro rosal o rosales.
Hay tres causas principales, por las que las hojas de un rosal se vuelven amarillas. Debemos descubrir cual es el problema y actuar en consecuencia, lo más rápidamente posible:

Rosal con hojas amarillas, por culpa de alguna enfermedad o plaga

La mayoría de los ataques por plagas, como son los ácaros y algunas de las enfermedades provocadas por los hongos, tienen como objetivo hacerse con la savia del rosal.
Si la savia no circula bien, el rosal no produce la fotosíntesis y las hojas amarillean.
Por tanto, una de las causas por las que un rosal puede tener hojas amarillas, se debe a una plaga, bien por ataque de insectos o por ataque de hongos.
Es corriente que cuando nos demos cuenta de que las hojas empiezan a cambiar de color, se están volviendo más pálidas o directamente ya son de color amarillo, es porque la plaga está en un proceso avanzado.
Cuando un rosal está siendo víctima del ataque de una plaga, debemos intervenir con rapidez, para impedir que se propague al resto de nuestras plantas, y para detener el proceso de deterioro lo antes posible.rosal con hojas amarillas, por la mancha negra

Problemas con el riego

El agua es un complemento indispensable para la vida de las plantas, una falta de agua provocará que las hojas amarilleen y se acaben cayendo.
Sin embargo, un exceso de agua tiene un efecto similar, ya que cuando hay un exceso de agua en las raíces del rosal, provocamos la asfixia radicular.
Por las raíces del rosal, no sólo adquiere los nutrientes presentes en el suelo, también precisan absorber agua y oxígeno.
Si el riego es excesivo, las raíces no pueden absorber el oxígeno presente en el sustrato, provocando su asfixia.
Cualquiera de los dos problemas, la falta o el exceso de agua son fáciles de solucionar, sólo debemos tener claro cual es la verdadera causa, por que las consecuencias ya las conocemos: un rosal con hojas amarillas.

Deficiencias en los nutrientes presentes en el suelo

Otra de las causas por las que un rosal puede presentar un amarillamiento de sus hojas, está en que no obtiene los nutrientes necesarios del suelo, o no están presentes en las proporciones adecuadas.
Puede ocurrir que el pH del suelo es demasiado alto (alcalino), o no existen los nutrientes necesarios: hierro, manganeso o zinc.
La solución es añadir los nutrientes que el rosal no encuentra en el suelo, bien de forma foliar (fumigando las hojas) o a través de productos solubles en el agua de riego.
Si el problema fuera por el pH del terreno, lo ideal es corregir aplicando mejoradores del suelo.

Rosal con Hojas Amarillas. Causas y Soluciones
5 (100%) 2 votes

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (6)

He leido vuestros artículo porque tengo un rosal que desde hace unos días se le estan poniendo hojas amarillas. Y mi pregunta es….. Como se, si es por exceso o falta de agua??

Responder

Hola Rosa María
Es hasta cierto punto sencillo de detectar. Los rosales se deben regar ahora en verano unas tres veces a la semana o cuatro si hace mucho calor, el riego debe ser abundante.
Si los riegas mucho y todos los días, es posible que sea exceso de agua…es lo más probable.
Prueba a espaciar más los riegos.
Un abrazo.

Responder

Buenas taredes.

Mi rosal tiene algunas hojas amarillas y las flrecitas son muy excasas de petalos, que debo hacer?

Responder

Hola Maritza
Es habitual que las rosas sean más pequeñas en la segunda floración ¿Es tu caso? Si tienen pocos pétalos, es la estructura de la flor, eso no cambia está en su genética.
En cuanto a que tenga algunas hojas amarillas, tampoco debería ser un problema, pero habitualmente es por un exceso o falta de agua. Prueba a cambiar los riegos, si crees que riegas mucho, prueba a regar algo menos, y si es al contrario, aumenta la cantidad de agua.
Un abrazo.

Responder

Mis rosales tienen muchas flores pero las hojas se les estan poniendo amarillas, como se cual seria el verdadero problema?

Responder

Hola Dil
Las causas son las expuestas en el artículo. No se donde vives, porque si es España estamos entrando en el otoño y ya no hace falta regar tanto, y por tanto puede ser un exceso de riego.
Si vives en países donde está entrando la primavera, puede deberse a un ataque por hongos, muy propios de la primavera.
Observa las hojas, si tienen manchas negras es posible que sea un hongo el que está causando el problema, es diferente cuando la hoja se ve totalmente amarilla, que suele estar provocado por problemas de riego.
Sin ver las plantas no puedo precisar más, es una cuestión de observación.
Un abrazo.

Responder