Saltar al contenido
Rosass.net

rosa blue moon ficha

  • Cultivador: Tantau
  • Variedad: Híbrido de te
  • Flor: Clásica. 40 pétalos. 12 cms de diámetro
  • Color: Azul-lila
  • Perfume: Fuerte
  • Altura: 100 cms.
La rosa Blue Moon puede llegar a destacar con facilidad sobre las demás, tanto por su aspecto y conformación, como por su maravilloso color de tonalidad azul lavanda, que recuerda levemente a las plantaciones de este arbusto oloroso. Este tipo de rosas pueden llegar a ser muy apreciadas, pues son las que más llegan a tener semejanza con el color azul.
Recordemos que no han sido pocos los intentos de varios expertos en la materia por desarrollar una rosa que pueda sintetizar correctamente el color azulado, por lo que se ha convertido en todo un mito hablar de rosas azules, y a pesar de que la rosa Blue Moon no es de color azul, si tiene ciertos tonos azulados, que la hacen increíblemente bella.
Este rosal es un híbrido de te, que fue introducido al mercado por el alemán Mathias Tantau en el año 1964, bajo el nombre Mainzer Fastnacht, aunque recibió el nombre comercial de Blue Moon. Está considerado por muchos como uno de los más bellos productores de rosas de tonalidad lila.
Sus ascendientes son una planta de semillero y la rosa procedente del cruce del Sterling Silver y otra planta de semillero.
La vegetación es de verde oscuro mate, crece de forma erguida sin ramificar en exceso, aspecto que le da un toque de elegancia bárbaro. También existe una variedad trepadora del Blue Moon, para aquellos que desean un rosal azul trepador.
Puede llegar a medir un metro de altura y unos 110 de diámetro, y otra característica diferenciadora totalmente entre este rosal y cualquier otro de corte más clásico, es que el Blue Moon prácticamente no tiene espinas. Su modificación genética influyo fuertemente en este aspecto, pero al parecer es un dato que suele agradar grandemente a sus defensores.
Un aspecto espectacular, es que antes de abrirse por completo la rosa suele apreciarse en el capullo vetas de varias coloraciones como rosa, lila y morado intenso, hasta que llega el momento y extienden sus pétalos al sol, quedando visible solamente el hermoso lila característico de esta rosa.
Posteriormente y a medida que van transcurriendo los días desde el florecer, el lila va disminuyendo lenta y gradualmente su tonalidad vivaz, adquiriendo una tonalidad más pastel, que durará por largos días, pues la rosa Blue Moon goza de gran durabilidad en el tiempo.rosa blue moon
Con respecto a los pétalos podemos indicar que se tratan de unos prototipos de carácter estilizado, suave y aterciopelado característicos de este tipo de flores de carácter ornamental, llegándose a contar un número nada despreciable de 35 a 40 pétalos por cada flor.
En cuanto al diámetro de la rosa, en el caso específico de la Blue Moon, nos encontramos que puede llegar a abarcar unos 15 cm, aunque se han llegado a ver ejemplares que superan los 20, todo dependerá del correcto cuidado que se le llegue a proporcionar, tal como abono, nutrientes y otros aspectos que tocaremos mas adelante.
Algo similar sucede con su perfume. Algunos cultivadores afirman que es un rosal muy perfumado, mientras que otros dicen que su perfume es ligero.
Su floración se extiende durante toda la temporada de primavera a verano. Suele hacerlo en forma de oleadas, teniendo épocas en las que no tendremos ninguna rosa, mientras que en otras el arbusto estará lleno.
Es la indicada si de lo que se es trata es de utilizarla como rosa de corte para ramos, no solo por su exuberante coloración azul que le otorgara un toque único a tu ramo, sino además por que emite una fragancia con notas suaves y cítricas, que encantarán sin lugar a duda todo cuanto haya a su alrededor. Su follaje, muy verde y vistoso, se convierte en el complemento adecuado de esta flor.

Cuidados de la rosa Blue Moon

La rosa Blue Moon es un arbusto muy resistente, pero como ocurre con todas las plantas, necesitan de cuidados específicos que demos de conocer, para obtener los mejores resultados en nuestro jardín.
Los jardineros, suelen plantar la Blue Moon cerca de un camino o realizando borduras, ya que es un rosal muy atractivo y perfumado.
Si quieres tener un precioso rosal Blue Moon en tu jardín, lee atentamente estos consejos:

Exposición al sol

Esta rosa no admite bajo ninguna circunstancia la sombra total, pues requiere de una buena dosis de rayos solares diariamente a fin de poder optimizar al máximo su desarrollo, aunque esta suele ser una característica bastante común cuando de rosales se trata, nunca está de más recordarlo para evitar inconvenientes innecesarios.
Siempre se encontrará mucho más cómoda en un ambiente de luz total, que en un escenario de semi sombra.

Emplazamiento

El Blue Moon es un rosal resistente que no requiere un lugar con especificaciones muy complejas, básicamente hay que cuidar de que reciba adecuadamente luz solar.
Sus raíces se acoplan en la mayoría de los casos bastante bien a cualquier tipo de suelo, desde los ácidos hasta los alcalinos, por lo que no es muy probable que pases muchos problemas al sembrar esta planta.
Como se trata de un rosal con un color muy “atípico” hay que advertir que si nos encontramos con un suelo muy ácido, podemos encontrarnos con la sorpresa de que las rosas no serán tan azules, y serán un poco más burdeos.
En algunos catálogos se califica al Blue Moon como resistente al frío, pero si nuestro clima es muy gélido, es conveniente que protejamos sus raíces de las heladas.

Riego

Se recomienda en el caso de rosales adultos que su riego sea de aproximadamente 3 a 4 veces por semana y en cantidades abundantes. Hay que tener máxima precaución en todo cuanto a los riegos se refiere, en la época en que el rosal acaba de ser plantado, pues puede suceder que te excedas o que te limites, y en ambas situaciones es probable que la planta padezca y muera.
Muy importante: no mojar las hojas, hay que regar sólo en la base del rosal, para evitar la aparición de plagas y hongos.

Abonado

Siempre se pueden utilizar abonos de carácter orgánico o químico, particularmente suelo recomendar el uso de abonos orgánicos al finalizar el invierno y de abonos de tipo artificial durante el verano, en plena floración.
La explicación es bastante sencilla. Los abonos orgánicos son de liberalización lenta, mientras que los químicos, suelen ser muy rápidos, ideales para que el arbusto tome rápidamente el alimento que necesita.

Poda

Siempre es bueno ejecutar podas semestralmente a fin de eliminar cualquier vestigio inútil, como ramas marchitas, que posteriormente lleguen a afectar el correcto desarrollo del rosal.
La poda adecuada para el Blue Moon es en forma de vaso, como en todos los híbridos de te.
Siempre hay que realizar al menos una poda al finalizar el invierno, en la que eliminaremos toda la vegetación muerta y la que crece débilmente.
También aquellas ramas que crecen hacia el interior.
Durante la floración, conviene eliminar las rosas marchitas, para favorecer la aparición de nuevos botones florales. No olvides protegerte con unos buenos guantes de jardinería, y utilizar tijeras de podar adecuadas.

Plagas

Aparte de su gran belleza, esta hermosa flor parece haber desarrollado resistencia innata a los grandes males que suelen azotar a los rosales, pero no te confíes del todo, siempre es importante mantenernos vigilantes y atentos por si algún agente externo (como los hongos) enferma a nuestra plata, pues siempre es más fácil sanarlas cuando el hongo no se encuentra tan expandido.
Bajo determinadas circunstancias, es susceptible de ser atacada por la mancha negra, y en menor medida por el oidio. En estas circunstancias, eliminaremos toda la vegetación dañada y aplicaremos un fungicida sistémico.

Fotos del rosal Blue Moon

El rosal Blue Moon ha sido premiado en numerosas ocasiones, por su belleza, por su resistencia y por su perfume.
Este rosal será una gran adquisición para tu jardín, pero es evidente que necesites ver fotos de la rosa Blue Moon antes de tomar la decisión de comprar este rosal. Para facilitarte la labor, he recopilado estas fotos del rosal Blue Moon:

Rosa Blue Moon
4.2 (84%) 5 votes