cuidados-de-la-planta-de-jade

Cómo cuidar una Planta de Jade: Consejos y Recomendaciones

La planta de jade, también conocida como planta del dinero o planta de la abundancia, es una suculenta de crecimiento lento originaria de Mozambique y de algunas zonas de Sudáfrica.
Es una suculenta que apenas necesita cuidados, pero eso no quiere decir que no tengamos que ocuparnos de ella, por eso en este artículo te mostraré algunos consejos básicos sobre cómo cuidar esta planta, el sustrato adecuado, la frecuencia de riego, la exposición a la luz natural y el cuidado durante el invierno.
También te voy a dar unas recomendaciones sobre cómo y cuando abonarla, poda y la ubicación ideal para decorar tu casa con esta planta. Además, veremos los cuidados específicos en interiores y exteriores. ¡Sigue leyendo para descubrir más sobre el cuidado de la planta de jade!

DECOALIVE Planta de Jade con Maceta de Cerámica Crassula Ovata Planta Suculenta Natural de Interior y Exterior
  • Tiene una altura de 25-30 centímetros.
  • El diámetro de la maceta mide 14 centímetros.
  • Incluye una maceta de cerámica como la de la imagen.

Planta jade

Planta Jade – Cuidados

Las plantas de jade son suculentas originarias de Mozambique que requieren cuidados específicos para asegurar su crecimiento saludable. Toma nota porque a continuación, te voy a contar los aspectos más importantes para cuidar adecuadamente una planta de jade.

  • Sustrato y drenaje adecuados

    Es fundamental proporcionar a la planta de jade un sustrato con buen drenaje. Se recomienda una mezcla de tierra para suculentas con perlita o arena, que ayudará a evitar el encharcamiento de las raíces.
    Esto es esencial, ya que el exceso de humedad puede dañar la planta y favorecer la aparición de enfermedades.

  • Riego y frecuencia

    El riego de la planta de jade debe ser moderado a escaso. Es importante regarla adecuadamente cada 15 días, permitiendo que el sustrato se seque completamente entre riegos.
    En invierno, cuando la planta entra en una fase de reposo, el riego debe reducirse a una vez al mes. Es fundamental evitar el exceso de agua, ya que puede provocar problemas de pudrición de las raíces.

  • Luz natural y exposición al sol

    La planta de jade necesita recibir luz natural para su correcto desarrollo. Sin embargo, se debe evitar la exposición directa al sol durante el verano, ya que sus hojas pueden quemarse.
    Lo ideal es colocarla en un lugar donde reciba luz tenue o filtrada. Durante el resto del año, la planta puede tolerar algunas horas de sol directo al día.

  • Temperaturas y cuidados en invierno

    En cuanto a las temperaturas, la planta de jade prefiere climas cálidos. Es importante evitar las temperaturas extremadamente frías, ya que puede afectar negativamente a la planta e incluso provocar daños en sus hojas y raíces.
    Durante el invierno, es recomendable protegerla de las bajas temperaturas y asegurarse de que no esté expuesta a corrientes de aire frío.

Abonado y poda de la planta de jade

En cuanto al abonado de la planta árbol de jade, hay que considerar que la alimentación adecuada es esencial para mantener una planta de jade saludable. Para ello, es recomendable fertilizarla regularmente durante la época de crecimiento activo, que generalmente ocurre en primavera y verano.
Se puede utilizar un fertilizante líquido balanceado para suculentas diluido en agua, siguiendo las instrucciones del envase.
Es importante tener en cuenta que la planta de jade es de crecimiento lento, por lo que no es necesario fertilizarla en exceso. La aplicación de fertilizante una vez al mes o cada seis semanas es suficiente para proporcionar los nutrientes necesarios para su desarrollo.
En cuanto a la poda, esta planta no requiere podas drásticas. Sin embargo, es recomendable realizar podas regulares para darle forma y controlar su crecimiento.
Se pueden eliminar las ramas o tallos débiles, enfermos o dañados, así como las hojas amarillentas o secas.
Para podar la planta de jade, se deben utilizar tijeras de podar limpias y afiladas. Es importante desinfectar las herramientas de corte antes y después de su uso, para evitar la propagación de enfermedades.
Al realizar la poda, es recomendable cortar los tallos justo por encima de un par de hojas sanas y en un ángulo ligeramente inclinado. Esto promoverá un crecimiento más compacto y estimulará la ramificación de la planta.
Una vez realizada la poda, es posible utilizar los tallos o ramas cortadas para propagar nuevas plantas de jade. Para conseguirlo con éxito, se deben dejar secar los esquejes durante un par de días hasta que se forme una costra en la zona de corte, y luego se pueden plantar en un sustrato adecuado para suculentas y regarlos con moderación.
Los esquejes de la planta de jade suelen enraizar con facilidad.

planta-árbol-de-jade

Ubicación y decoración con la planta de jade

La ubicación adecuada y la decoración con la planta de jade son elementos importantes para su cuidado y para aprovechar al máximo su belleza en el entorno, para obtener los mejores resultados puedes seguir estos consejos:

  • Macetas y variedades de suculentas

    Al elegir la maceta para la planta de jade, es recomendable optar por una de tamaño adecuado, teniendo en cuenta el crecimiento lento de la planta, pero también la envergadura que puede alcanzar.
    Al principio se puede utilizar una maceta pequeña, permitiendo así un mejor control del riego. Además, la planta de jade puede lucir espectacular si se coloca junto a otras suculentas en una composición armoniosa.
    Existen más de 1400 variedades de plantas de jade, cada una con características únicas en su forma y tonalidad de las hojas. La selección de diversas variedades puede aportar dinamismo y belleza visual al conjunto.

  • El feng shui y la planta de jade

    Según los principios del Feng Shui, la planta jade es considerada un símbolo de prosperidad y bienestar económico. Por esta razón, colocarla estratégicamente en la sala de estar puede ser una opción acertada.
    Puede actuar como un centro de mesa elegante o situarse cerca de una ventana para atraer energías positivas relacionadas con la abundancia. Además, es importante destacar que el árbol de jade no debería ser colocada en la cocina, habitaciones o baños debido al clima cálido o húmedo que puede afectar su desarrollo.

  • Recomendaciones para atraer buenas energías

    Colocar árboles jade en el recibidor o la entrada de la casa se considera una práctica común para atraer buenas energías y suerte.
    Esta ubicación permite recibir y armonizar las energías que ingresan al hogar, brindando una sensación de bienestar a quienes lo habitan. Adicionalmente, se puede considerar la combinación de la planta de jade con elementos simbólicos que refuercen la atracción de buenas energías como, por ejemplo, colocar monedas chinas o símbolos de la prosperidad cerca de la planta.
    En resumen, la ubicación y decoración con la suculenta jade son aspectos cruciales para su cuidado y aprovechamiento estético. La elección de la maceta adecuada y la combinación con otras suculentas pueden crear composiciones atractivas.
    Siguiendo los principios del Feng Shui, colocar la planta de jade en lugares estratégicos de la casa puede potenciar la atracción de energías positivas y la sensación de bienestar.

Plantas de jade en interiores y exteriores

  • Cuidados en interiores

    Las plantas de jade pueden ser una excelente opción para decorar el interior de tu hogar. Para cuidarlas adecuadamente en interiores, ten en cuenta los siguientes aspectos:

    • Luz natural: Ubica tu planta de jade en un lugar donde reciba luz natural indirecta durante varias horas al día. Evita la exposición directa al sol, ya que puede quemar las hojas.
    • Temperatura: Las plantas de jade se desarrollan mejor en temperaturas entre 18°C y 24°C. Evita los ambientes demasiado fríos o calientes, ya que pueden afectar su crecimiento.
    • Riego: El riego moderado es clave para mantener saludable a tu planta de jade en interiores. Permite que la tierra se seque entre riegos para evitar el exceso de humedad, que puede causar pudrición de las raíces.
    • Sustrato: Utiliza un sustrato bien drenado para asegurar un buen crecimiento de tu planta de jade en interiores. Puedes mezclar tierra para cactus con perlita o arena para mejorar el drenaje.
  • Cuidados en exteriores durante la primavera y el verano

    Si tienes la opción de trasladar tus plantas de jade al exterior durante la primavera y el verano, podrás brindarles condiciones óptimas para su desarrollo. Aquí te doy algunos consejos:

    • Luz y sombra: Busca un lugar donde tus plantas de jade reciban luz solar indirecta durante la mañana o tarde. Evita la exposición directa al sol intenso, ya que puede dañar sus hojas.
    • Temperatura: Durante la primavera y el verano, las temperaturas suelen ser más cálidas. Asegúrate de proteger tus plantas de jade de las temperaturas extremas y las heladas, ya que pueden dañarlas.
    • Riego: Durante estos meses, es importante regar tus plantas de jade con mayor frecuencia debido a la evaporación más rápida del agua. Sin embargo, evita el encharcamiento y permite que el sustrato se seque entre riegos.
    • Fertilización: Durante la temporada de crecimiento, puedes fertilizar tus plantas de jade cada dos o tres meses. Utiliza un fertilizante para suculentas siguiendo las instrucciones del fabricante.

Preguntas frecuentes sobre el cuidado de la planta de jade

  • ¿Cómo debo regar la planta de jade?

    El riego de la planta de jade debe ser moderado. Se recomienda regarla cada 15 días en primavera y verano, evitando mojar las hojas. En invierno, el riego debe reducirse a una vez al mes. 

  • ¿Qué tipo de luz necesita la planta de jade?

    La planta de jade necesita recibir luz natural, pero se debe evitar la exposición directa al sol durante los meses de verano. En cambio, es recomendable colocarla en lugares con luz tenue durante el día.

  • ¿Puedo colocar la planta de jade en exteriores?

    Sí, la planta de jade puede ser colocada en exteriores durante la primavera y el verano. Sin embargo, es importante evitar las temperaturas frías y húmedas durante el invierno, ya que pueden dañar las raíces y provocar pudrición.

  • ¿Es necesario podar la planta de jade?

    Sí, la poda regular es importante para mantener la planta de jade en buen estado. Se recomienda eliminar las ramas secas o dañadas, así como controlar su crecimiento para evitar que se vuelva desordenada.

  • ¿Cómo puedo alimentar la planta de jade?

    Se recomienda alimentar la planta de jade con fertilizante específico para suculentas, siguiendo las indicaciones del fabricante. Es importante no excederse en la cantidad de nutrientes, ya que esto puede ser perjudicial para la planta.

  • ¿Cuál es el mejor lugar para colocar la planta de jade?

    La planta de jade puede ser colocada tanto en interiores como en exteriores. En interiores, es recomendable buscar un lugar con luz tenue durante el día y evitar la exposición a corrientes de aire. En exteriores, se debe elegir un lugar protegido de temperaturas extremas.

  • ¿La planta de jade atrae buenas energías?

    Según el Feng Shui, la planta de jade puede atraer prosperidad y bienestar económico. Por ello, se sugiere colocarla en la sala de estar como centro de mesa o cerca de una ventana. También se recomienda ubicarla en el recibidor o entrada de la casa para atraer buenas energías y suerte.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario