Inicio Rosass » Magacine » Rosa de Jericó

Rosa de Jericó

La Rosa de Jericó es una planta muy curiosa, fácil de cuidar hasta para el más inexperto de los jardineros.
Como planta no es una rosa, ni un rosal, es un helecho llamado científicamente Anastatica hierochuntica. Esta es la Rosa de Jericó auténtica, porque hay otra planta originaria de Centroamérica, la S.Lepidophylla, también llamada falsa Rosa de Jericó, que es bastante similar.
Tampoco es una planta que crezca en la ciudad de Jericó, es originaria de los desiertos de Arabia, Palestina y Egipto.
El origen de su nombre es un poco incierto. En realidad, sólo se sabe que unos viajeros llevaron algunas plantas hasta la ciudad de Jericó al comienzo de la Edad Media, cuando la ciudad era un punto comercial de importancia en la zona.
Jericó era una ciudad conocida por la venta de plantas medicinales y aromáticas, y ya en aquella época, a la Rosa de Jericó se le atribuían poderes curativos y mágicos…el resto ya es historia, que ha llegado hasta nuestros días.

Características de la Rosa de Jericó

La Rosa de Jericó ha llamado la atención de naturalistas y jardineros, por su gran capacidad para resistir periodos extremadamente secos.
Puede llegar a secarse por completo. En este estado sus hojas se contraerán totalmente, y adquirirá forma esférica; puede permanecer seca durante años.
Si la planta se vuelve a hidratar, porque el ambiente sea húmedo o la pongamos en contacto con el agua, recobrará todo su esplendor.
Posee unas raíces diminutas, que se contraen junto con la planta y quedan en estado de latencia en el periodo de sequía, de manera que la planta puede desprenderse del suelo y rodar grandes distancias.
Este cambio de estado de seco a verde se puede repetir muchas veces durante años.
Es una planta que no suele sobrepasar los 15 centímetros de altura.
En época de floración ofrecerán unas pequeñas flores blancas.rosa de jericó abriéndose

Cuidados de la Rosa de Jericó

La Rosa de Jericó es una planta extremadamente resistente, aguantará prácticamente cualquier situación adversa a la que la expongamos, pero si queremos que crezca mejor tendremos que tener en cuanta una serie de recomendaciones:

Exposición al sol

La Rosa de Jericó está acostumbrada a los desiertos, con una insolación muy fuerte.
Esta planta necesita unas 8 horas de sol diario, para que crezca bien.
La podemos buscar una ubicación en la que no tiene porque recibir sol directo, pero con muy buena iluminación.
Lo que no soporta son temperaturas por debajo de los 16ºC. Así, las heladas no le vienen nada bien.

Emplazamiento

No es una planta especialmente sensible a la calidad del suelo en el que está sembrada, una tierra de jardín normal será un lugar óptimo para que crezca en perfectas condiciones.
Dependiendo de la zona en la que vivamos, será preferible sembrar la Rosa de Jericó en maceta, sobre todo si las temperaturas durante el invierno son muy bajas, de manera que la podamos llevar a un lugar protegido.

Riego

Si es capaz de soportar años sin se regada…no, si queremos que la planta esté perfecta debe recibir sus riegos periódicos. Al menos tres veces por semana con mucho calor, y uno o dos en periodos de mayor humedad.
Una forma de saber si necesita riego es observar el sustrato de la maceta, si vemos que está seco, es que la Rosa de Jericó necesita riego.rosa de jericó en un plato con agua

Hay quien compra esta planta completamente seca y la introduce en una pecera completamente sumergida, en pocas horas conseguirá abrirse por completo.
Se puede mantener dentro del agua sin necesidad de ponerla en maceta, con la precaución de cambiar el agua de la pecera de forma habitual.
También se puede colocar sobre un plato con agua, y la Rosa de Jericó absorberá el agua, permaneciendo completamente verde.

Abonado

El abono en la Rosa de Jericó sólo se tiene que hacer para estimular su crecimiento. Bastará con una vez al año durante la primavera, añadiendo sustrato o compost de jardín.

Leyenda de la Rosa de Jericó

Alrededor de la planta de Jericó han surgido una buena cantidad de leyendas.
Se cree que en la Edad Media se utilizaba para predecir el tiempo, debido a su reacción ante la humedad ambiental.
Así, si el tiempo cambiaba y anunciaba lluvia, la Rosa de Jericó comenzaba a abrirse. La rapidez de la transformación, advertía de la proximidad de las lluvias.
Los cristianos tienen muchas leyendas asociadas a esta planta, entre las más populares podemos encontrar:

  • Una leyenda dice que, cuando María y José huían de Herodes para evitar que pudiera matar al niño Jesús, María se bajó del burro y al tocar el suelo una Rosa de Jericó brotó del suelo para saludar a Jesús.
  • Otra leyenda afirma que cuando Jesús murió en la cruz, todas las rosas se secaron. Pasados tres días volvieron a resurgir, coincidiendo con la resurrección del Jesucristo.
  • Una más, afirma que la Rosa de Jericó apareció cuando Jesús derramó su sangre por la humanidad.
Como puedes comprobar, leyendas alrededor de la Rosa de Jericó no faltan.

Comprar Rosa de Jericó

Si quieres puedes disfrutar de esta planta en tu casa, puedes comprar la Rosa de Jericó aquí:

Fotos de la flor de Jericó

Deja un comentario